LA SOMBRA DE NADIE 2006

LA SOMBRA DE NADIE 2006

Trabajar en este largo me costó dos viajes a Ohiartzun hasta que Pablo Malo se decidió por mí. Unos días antes del rodaje, que se realizó en Lekaroz al ladito de Elizondo el 20 y 21 de abril de 2006, tuve que desplazarme hasta allí para hacer las pruebas de vestuario. La prueba se realizó en el mismo sitio del rodaje, una especie de escuela que creo que ya ha desparecido. Dentro del recinto se había reconstruído un cementerio y la sensación de realidad que inspiraba daba miedo y a la vez te hacía admirar el trabajo de la gente que se ocupaba de los decorados.

Un día antes del rodaje tuve que presentarme en Elizondo donde dormí en un hotel elegido por la empresa y al día siguiente a primera hora a levantarse y a dirigirse a maquillaje.

La escena, que llevó prácticamente todo el día, la rodé con Philippine Leroy. Una persona muy educada y muy buena actriz.

Pablo Malo fue muy comprensivo con mi bisoñez y estuvo siempre muy atento a todo. Daba gusto verse rodeado de profesionales.

Tuvimos suerte porque ese día se celebraba el cumpleaños de la protagonista niña y hubo convite donde nos pusimos las botas porque todavía no estábamos a régimen.

Apareció por allí, casualmente, Luís Goya uno de los productores ejecutivos. Tristemente poco después moriría. Por eso cuando se estrenó la película no hubo ninguna celebración.

Los paisajes de alrededor maravillosos, el verdor exhuberante y la experiencia enriquecedora. Además me llevé un corte de pelo estupendo y por la cara.